¿Qué es la arquitectura y el urbanismo feminista??

 

Los feminismos tienen como objetivo desenmascarar las desigualdades sociales, políticas, económicas y jurídicas que sufrimos las mujeres y las personas con identidades no normativas, teniendo en cuenta la diversidad y la complejidad y deconstruyendo estereotipos y roles de género para que todas las personas nos podamos desarrollar en libertad y con igualdad de oportunidades.

El urbanismo es una herramienta clave para la democratización del uso de las ciudades y tiene un papel fundamental en garantizar la calidad de vida de la ciudadania. Con el urbanismo y la arquitectura feminista buscamos, a través del diseño de los espacios y la planificación urbana, pensar, construir o regenerar:

Ciudades diversas

que no perpetúen las desigualdades de género, condición social, origen de procedencia, etnia, estado de salud, orientación sexual o edad, entre otras.

 

 

Ciudades cuidadoras

que sitúen las tareas de cuidado en el ámbito público para visibilizarlas, valorizarlas y colectivizar la responsabilidad.

 

Ciudades sostenibles

respetuosas  con los entornos y las comunidades que los habitan desde una perspectiva ambiental pero también económica y social.

 

 

En definitiva, ciudades inclusivas que consideren y den respuesta a las necesidades de la vida cotidiana de todas las personas.

Creemos necesario dar voz a las personas para detectar los usos, las necesidades y los deseos específicos de las comunidades que habitan los diferentes territorios. Apostamos por la participación activa de los colectivos que generalmente quedan excluídos de las decisiones sobre su entorno, como las criaturas o la gente mayor. Creemos en la educación transformadora que, aplicada a los procesos colectivos de toma de decisión, se erige como una herramienta útil para el cambio social.